Me llamo Marina Garmendia y nací el 2 de marzo de 1994 en Barcelona (a las 14h50, por si te curiosea la astrología como a mí:).
Voy registrando mis maneras de ser el cambio que quiero ver en el mundo a través del arte (eminentemente teatral), la astrología psicológica y el minimalismo, que para mí encuentran un denominador común en la expansión de la consciencia (de lo externo -minimalismo-, de lo interno -astrología- y de lo inefable -arte-).
Apasionada por el oficio teatral y sus múltiples facetas, mi creciente convicción de lo sagrado del acto creativo artístico no siempre conjuga con las directrices de la industria. Estoy encontrando la manera de alzar el vuelo en un camino de creación escénica más propio y que siento profundamente más coherente con mi manera de concebir el arte. Esta revolución interna nace de mi interés innato por el desarrollo espiritual, de la valiosísima pedagogía de la directora teatral Jessica Walker y de las enseñanzas de El camino del artista, que no me canso de releer.
Apasionada igualmente por el oficio terapéutico y la investigación del funcionamiento de la psique humana, el curso de la vida (¡cómo no!) me ha llevado primero hacia dentro para luego ir hacia fuera. Habiendo cursado la formación trienal de astrología psicológica en Cosmograma y un postgrado de astrología terapéutica, me mueve una fuerza interna versada a compartir esta ventana a la auto-observación sensible y rigurosa, la herramienta de cambio más poderosa que he encontrado en mi ávido camino de búsqueda interna. El servicio de acompañamiento a los demás en sus procesos personales, abriéndome a vivir con la honestidad que voy sabiendo el mío propio, es fuente de nutrición mutua en el reconocimiento de nuestra verdadera identidad -lo que, en última instancia, constituye el ingrediente esencial de la sanación en este mundo loco.
En la actualidad, además de trabajar como animadora sociocultural para geriatría, crear en escena y ocuparme de la producción y distribución de mis obras, estoy ideando una propuesta formativa y transformadora que aúne creación artística y crecimiento personal, cuyo objetivo final es integrar las herramientas psicológicas que ofrece la astrología con las herramientas creativas que entran en juego en el escenario en un formato de taller grupal en el que seguir aprendiendo y celebrando la creación consciente, tanto en la escena teatral como en la vital.

Contar historias con mi cuerpo, voz y palabras me hace, tan sencilla como complejamente, feliz. Crear es intrínseco a mi manera de estar en este mundo desde antes de nacer y estoy hondamente convencida de que el arte bien entendido y practicado equivale a paz con uno mismo, paz en mis relaciones, paz en el mundo.

“Quiero tomar la palabra en favor de lo pequeño, de los actos invisibles del espíritu humano, tan sutiles, tan pequeños que mueren en cuanto se les coloca bajo la luz solar. Quiero brindar por las pequeñas formas cinematográficas, las formas líricas, los poemas, las acuarelas, los ensayos, los bocetos, las postales, los arabescos, las letrillas y las bagatelas, y los pequeños cantos en 8mm. En estos tiempos en los que todo el mundo ansía tener éxito y vender, yo quiero brindar por aquellos que sacrifican el éxito social por la búsqueda de lo invisible, de lo personal, cosas que no reportan dinero, ni pan, y que tampoco te hacen entrar en la historia contemporánea, en la historia del arte o en cualquier otra historia. Yo apuesto por el arte que hacemos los unos por los otros por amistad, por sí mismo.” Jonas Mekas